340d9-Sant_llorenc_Resclosa-PatronatCall.jpg

Girona

Girona, la ciudad de las escaleras

Y regresaré a Girona
Cuando sople tramontana
Para perderme en silencio
Por las viejas calles que añoro. 

Y regresaré a Girona
Sin esperar a que me llamen
Con temblor en las piernas
Y los ojos abiertos como lunas. 

Será un día de sueño
Cuando regrese a Girona

(Miquel Martí i Pol)

 

Girona es pasado y es presente. Es el legado histórico de los grandes imperios y es el ideal urbanístico de las grandes ciudades que se han negado a crecer renunciando a su identidad. Girona es una ciudad pero son muchos adjetivos: mágica, hermosa, bucólica, inspiradora, romántica, bohemia, literaria, televisiva, medieval, carolingia, musulmana, gastronómica, deportiva, cultural, histórica, arquitectónica… Girona es el Call Jueu (Antiguo Barrio Judío), el Paseo de la Muralla, las Casa del Oñar, las Fiestas de San Narciso, su Temps de Flors (Tiempo de Flores), el Museo del Cine, el Museo de Arqueología de Cataluña, el Festival Temporada Alta, la Universidad de Girona, el Girona Fútbol Club, el Fòrum Gastronòmic (Fórum Gastronómico)…

Y para usted ¿qué es para usted Girona?

Ubicación estratégica

Situada en el extremo noreste de España, Girona se distancia de Barcelona por 103 km y limita al norte con los Pirineos a tan sólo 70 km. Sin embargo, su sofisticada infraestructura en comunicaciones logística, hacen de Girona una ciudad muy accesible: La red de autopistas francesas y españolas, el AVE, y el aeropuerto de Vilobí d’Onyar permiten a esta ciudad estar conectada con muchas de las principales capitales europeas.