Si Barcelona puede resultar inspiradora, sin duda alguna Girona es una ciudad que enamora. El aspecto arquitectónico de su Barri Vell (Casco Histórico), es uno de los más evocadores de toda Catalunya y hacen de la ciudad un lugar tan bohemio como bucólico. Dicen que no hay desamor tan fuerte que no pueda deshacerse en Girona.

El paquete romántico incluye:

Estancia en una habitación doble estándar o loft (según disponibilidad)

Bienvenida con botella de cava y fresas deshidratadas.

Cena romántica para dos personas, formada por platos mediterráneos, elaborados con productos de proximidad.

Desayuno servido en la habitación, incluyendo productos de proximidad y saludables (hasta las 12:00 del mediodía)

Late check-out (14:00 horas)